Conseguir que una empresa sea exitosa implica muchos procesos, departamentos, profesionales y estrategias. Entre todo ello aparece una pieza clave: el mercadeo. También llamado marketing, esta disciplina tiene como objetivo principal la puesta en marcha de ciertas acciones para conseguir más clientes. ¿Te interesa este tema? Sigue leyendo con nosotros. Y recuerda que además en nuestro centro podrás encontrar el Curso de Marketing Digital 2.0 y social media (Certificado por la Universidad Pontificia de Salamanca).

¿Qué es el mercadeo?

Si nunca has estado en contacto con este mundo, es posible que no entiendas muy bien el funcionamiento del mercadeo. O no veas a simple vista cómo puede ayudar a que tu negocio funcione más y mejor. Vamos al principio para intentar entender qué es el mercadeo.

El mercadeo está compuesto por una serie de técnicas y acciones por las que una marca es capaz de conocer las necesidades de su público, con lo que es capaz de ofrecer un producto “perfecto” y satisfacer sus necesidades, ampliando el número de clientes interesados en ello.

Actualmente podréis encontrar definiciones bajo otros nombres. Por ejemplo, el sinónimo más extendido es marketing, que sería su versión inglesa. Sin embargo, también existen términos como mercadología o mercadotecnia. Y son, como te hemos comentado, las ramas que se centran en estudiar las necesidades de los consumidores o del mercado.

Objetivos del mercadeo

Ahora que ya sabes qué es el mercadeo, veamos cuáles son sus objetivos. De modo que puedas hacerte una idea completa sobre esta importante disciplina en plena expansión.

  • Crecimiento y afianzamiento

El principal objetivo de las técnicas de mercadeo es ofrecerle a la empresa diferentes acciones mediante las que puedan experimentar un crecimiento. Además, gracias a las estrategias de mercadeo, las empresas afianzan su negocio y crean una línea de negocio “segura”.

  • Detección de oportunidades

El mercadeo nos permite conocer cuáles son las necesidades que surgen en el mercado. Por eso, permite que las empresas adapten sus servicios y productos y ganar así una satisfacción entre sus usuarios y clientes que, a su vez, prescribirán su buena experiencia.

  • Dejar el anonimato

Tener una estrategia de mercadeo permite a las empresas crearse un hueco en el imaginario del público objetivo. Es decir, gracias a las técnicas de mercadeo, sabemos a qué marcas podemos recurrir si estamos pensando en comprar un refresco de cola. Nuestra marca pasará de ser conocida por nuestros vecinos, amigos y familiares y empezará a expandirse.

  • Expandir el negocio

Gracias a las acciones de mercadotecnia, las empresas pueden expandir su negocio. Por ejemplo, consiguen vender más con más publicidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p.e. páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies